5 cosas que los usuarios de Android envidiamos de iPhone Leave a comment

Hace ya varios meses hice un repaso de las principales características que un usuario de iPhone podría envidiar de Android, no por alimentar la interminable guerra de qué sistema operativo es mejor, sino simplemente para señalar virtudes de la plataforma que, para ser honestos, le vendrían de maravilla a iOS.

Hoy, el listado es a la inversa y te digo cuáles son las fortalezas de los smartphones de Apple por encima de los de la mayoría de los fabricantes que trabaja con Android.

Es importante decir que un sistema operativo no es mejor que el otro; simplemente, las pequeñas diferencias, en muchos casos, hacen que alguien opte por uno o por otro.

1. Las actualizaciones como deberían ser

No hay duda que la principal característica que cualquier usuario de Android podría envidiar de iPhone es la rapidez y facilidad con la que las actualizaciones llegan a la mayoría de los celulares con iOS. ¿A quién no le gusta tener siempre las funciones más recientes de su sistema operativo?

Los nuevos colores, animaciones, herramientas, notificaciones, aplicaciones… Todo esto es emocionante. Como usuario de Android, siempre debes esperar, aproximadamente, un año, eso si tienes uno de los teléfonos candidatos a actualización.

Lamentablemente, los smartphones Android de última generación son cada vez más caros, e incluso no se actualizan tan rápido cuando sale una nueva versión de la plataforma. Aquí también tiene que ver cuánto se tarda el operador móvil en liberar la actualización a los usuarios, aun cuando el fabricante ya lo haya hecho oficial.

Ahora, en este punto, vale la pena mencionar que el iPhone 5s, de 2013, aún es candidato para la más reciente versión de iOS.

2. Mejor experiencia con aplicaciones

Como usuario de ambos sistemas operativos, puedo asegurar que la mejor experiencia de aplicaciones generalmente la tengo en iPhone.

He probado desde gama baja hasta gama alta, y he notado que, aunque con menos frecuencia, incluso en los teléfonos Android más caros, apps populares como Snapchat, Periscope o Facebook llegan a fallar o a presentar inestabilidad y cierres inesperados.

Hasta hace unos años, no me gustaba usar Instagram en Android porque las fotos no se subían en HD –ya se corrigió esto–, como sí sucedía con la app para iOS. Actualmente, al usar un teléfono con el sistema operativo de Google, es común que me encuentre con inconvenientes como que mis snaps se suben con una mancha verde; cuando hago una transmisión en Periscope, la imagen se ve saltada o no llega a funcionar el enfoque manual; y cuando quiero ver un GIF en Facebook, en lugar de reproducir el que aparece en el preview, se reproduce uno anterior.

No es por la marca de celular, pues lo mismo me ha llegado a ocurrir con teléfonos de Sony, LG, Huawei, HTC, Moto o Samsung; tiene que ver con el reto de los desarrolladores de correr la misma aplicación en las diferentes versiones de Android. 

Por supuesto que este problema también lo he enfrentado en iPhone, pero he de confesar que con mucha menos frecuencia.

Por otra parte, es verdad que tanto los fabricantes que trabajan con Google como Apple podrían ahorrarnos varias apps que jamás vamos a utilizar, o mínimo darnos la opción de eliminarlas de forma fácil. En este sentido, iOS posee la ventaja de que no integra aplicaciones de terceros o del operador móvil, como sí ocurre con Android, lo cual le restan todavía más espacio de almacenamiento interno al smartphone.

Y por último, la experiencia satisfactoria con aplicaciones en iOS también tiene que ver con el hecho de que muchos lanzamientos grandes, con frecuencia, aterrizan primero en la App Store. En su momento ocurrió con Vine, Periscope, Hyperlapse de Instagram y Vainglory; y actualmente pasa con Super Mario Run. 

3. Servicio técnico 

Cuando se rompe la pantalla de un Motorola, Samsung, Sony, LG o HTC –u ocurre cualquier otra falla–, entramos en pánico, porque no sabemos exactamente a dónde acudir por ayuda profesional. ¿Tengo que ir con la compañía donde lo compré o tengo que buscar un distribuidor de la marca? ¿Cómo sé quién me va a hacer válida mi garantía si es que aún tiene? ¿Habrá un centro autorizado cerca de mi casa?

Y aunque ya hay varias marcas que están trabajando en mejorar la atención al cliente, y evitarnos acudir a negocios que pueden dejar nuestro celular peor que como estaba, hasta el momento nadie lo ha hecho mejor que Apple.

4. Menores riesgos de malware

En 2016 nos dimos cuenta que eso de que iOS es un sistema libre de malware es cada vez menos cierto, sin embargo, es una realidad que las probabilidades de infección siguen siendo mucho más bajas frente a Android.

En las últimas actualizaciones, Google ha añadido encriptación de información y filtros más estrictos para la protección ante malware, pero debido a su naturaleza de código abierto, su sistema sigue estando expuesto a amenazas si no tomas las precauciones necesarias al navegar en sitios de alto riesgo, por ejemplo.

5. Un ecosistema lleno de posibilidades

Algunos llaman fanboys, con un tono casi de burla, a aquellos que poseen varios dispositivos de Apple –yo también conozco a personas que ven los productos de la marca como algo meramente aspiracional–; la realidad es que hay varios usuarios que se hacen de estos electrónicos por el ecosistema que la compañía ha creado.

Contar con un iPhone, iPad, Apple TV, Mac o Apple Watch, es tener toda tu información de correo, contactos, aplicaciones, historial de navegación, fotos, videos, notas y música en un mismo lugar. Gracias a aplicaciones de terceros –muy buenas, he de aceptar–, hoy también se puede tener una experiencia similar con un Android y una Mac o computadora Windows.

De igual forma, Google está haciendo un trabajo excelente con todos sus servicios en la nube, sin embargo, hasta el momento Apple lleva la delantera en la forma tan intuitiva y rápida con la que es posible consultar información desde cualquier pantalla de la marca, con una sola cuenta.

El pilón: ¡los emojis!

Esto no lo meto en el conteo principal porque me queda claro que no es más que un capricho, al que, seguramente, solo los adictos a los emojis estamos aferrados. Al momento de escribir una publicación en redes sociales o mandar un mensaje a personas cercanas, un emoji puede ser la cereza en el pastel para comunicar las emociones que la distancia dificulta transmitir, y, por alguna razón, no siempre logro identificarme con los emojis que Android me sugiere. 

Fuente:Parentesis.com

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *